CENTRALES NUCLARES

La energía nuclear es la energía que se genera al provocar la roptura de un núcleo atómic de material radiactivo, esto es, la que produce la fusión.
Cada vez que se enciende el núcleo de un átomo se libera toda la energía que lo mantenía unido.Los neurones liberados por el impacto salen despedidos,directos a estrellarse contra los núcles de los átomos adyacentes,los cuales, a su vez, también estallan y dispara susu neuronas.

Esto se conose como reacción en cadena, va generando explosiones en progresión geometrica: son pequeñas al inicio; pero dada la precipitación con que se sucede esta reacción y ols mile de millones de átomos a los que afectan, acaban liberando casi instantaneamente enormes cantidades de energía.

Esto se conose como como explosión átomoca.Es necesario saber controlar esta reacción para aprovechar sin peligros y de forma controlada toda esta potencia.
  • El reactor

El combustible que normalmente se utiliza en las centrales nicleares es el urani 235. Este material se fabrica en frma de pequeñas pastillas de 1cm de diámetro por 1cm de altura, protegidas dentro de una vaina o envoltura metálica de unos 3 m de longitud. Las vainas se introduce dentro del resctor, de uns 4 m de largo y13 m de diámetro.
Se las bombardea con un neutrón,que inicia la reacción en cadena.En ese momento se regula y modera la velocidad de la reacción interponiendo un moderador.
Existen también unas barras intermedias de control que contiene una sustancia que captura los neutrones disarados y con la que es posoble modular e incluso detener la reacción.
El reactor es la parte más peligrosa de la central; por ese motivo se protege con un triple blindaje de gran espesor: las dos capas externa son de hormigón y la intermedia de acero.

  • Generación del vapor

La energia que incialmente aprovechamos es el calor que se genera en el núcleo del reactor.Se utiliza para hervir el agua, al convertirse en vapor, moverá las turbinas y así generará, corriente eléctrica.
Según el tipo de generador de vapor,las centrales nucleares se clasificaen centrales con reactor de agua de presióny centrales con reactor de agua en ebullición.
El coste de la energía es bajo,no son los enormes costes sociales: la posibilidad de fugasy escapes de materiales,los residuos radiactivos generados (permanecen activos más de 20 000 años) ; el elevado coste de construción y su continuo mantenimiento.Por eso la energía nuclear, es la más conflictivas.
En la actualidad,se ha paralizado la construcción de centrales, en la mayor parte de los países. El recibo de la luz que pagamos existe un impuesto destinado al desmantelimiento de algunas instalaciones y a reducir su impacto.
Todavía existe un gravísimo problema para confinar los residuos generados y untemor creciente a las catastróficas consecuencias que tendría un acidente




**FelipeAzocar** 23 de octubre de 2006 — Obtención de energía por fisión nuclear convencional; Producción de electricidad en la central nuclear; Medidas de seguridad




impacto ambiental causa la energía nuclear


Los modelos utilizados por la industria nuclear, para estimar el impacto de las radiaciones en el cuerpo humano, parten de un cierto nivel de daño permitido. El uso del término "nivel de seguridad" por la industria nuclear, no supone niveles de exposición inocuos para la salud, sino niveles en los cuales inversiones de prevención exceden a los gastos de curación. Es más: recientes estudios sobre poblaciones "sobrevivientes a la bomba" muestran, que la exposición a ciertas radiaciones puede ser mucho más peligrosa de lo presentado en dichos modelos oficiales.
Con frecuencia se intenta minimizar el impacto de la radioactividad artificial, comparándola con el nivel de radiación ambiental natural. El comportamiento químico y biológico de los radio isótopos artificiales provoca su concentración en la cadena alimenticia, o en ciertos órganos, en mayor grado que los naturales. Los organismos vivientes nunca tuvieron que evolucionar para soportar tales substancias. Por tanto, su presencia supone un riesgo mucho mayor de lo que muestra una comparación simplista de su radioactividad.
En relación a la contaminación nuclear, no se puede recalcar suficientemente que lo que cuenta, biológicamente, es la suma a través del tiempo de todos los daños de todas las fuentes y eventos combinados que liberan venenos persistentes (radioactivos u otros) a la biosfera... Cada aporte a esta suma importa.
Como parte de su operación normal, la producción nuclear libera radioactividad venenosa en el aire, tierra y agua. Las sustancias radioactivas emiten partículas alfa y beta y rayos gamma, los que pueden dañar a las células vivas. Una alta dosis de radiación puede conducir a la muerte en cuestión de días o semanas, y se sabe ahora que las dosis bajas de radiación son mucho más dañinas para la salud de lo que se pensaba anteriormente. La exposición prolongada a la llamada radiación de bajo nivel puede causar problemas graves y perdurables a la salud humana, tanto para las personas expuestas como para su descendencia.
A pesar de algunas informaciones de la industria nuclear, nunca ha sido científicamente demostrada la inocuidad de ninguna dosis radiactiva, por baja que sea. En otros términos: No existe un nivel de exposición radiactiva que pueda considerarse seguro. Como ejemplo, la radiación natural de fondo de zonas de roca granítica, que suele ser superior a la normal, se supone causante del incremento de ciertas enfermedades. No es difícil deducir que cualquier incremento a esta radiación natural inevitable no puede producir más que riesgos añadidos. Cuando la industria nuclear afirma que escapes nucleares no afectan a la salud, está simplemente, saltando a la verdad.
Los trabajadores de la industria nuclear, sus hijos y los vecinos de las instalaciones nucleares en todo el mundo sufren tasas mucho mayores que la población en general de cáncer, defectos congénitos y disfunciones del sistema inmunológico. Nuevos estudios que han investigado las causas de un aumento global del cáncer de mamas en las mujeres muestran que el tejido de las mamas es particularmente propenso a desarrollar cáncer a causa de la exposición a la radiación. Esta también está reconocida como causante del cáncer a la próstata y al pulmón.
Lo trágico es que el daño genético que ocasiona la radiación puede pasar de una generación a otra, afectando potencialmente a la descendencia de todas las especies.
Con frecuencia se intenta minimizar el impacto de la radiactividad artificial comparándola con el nivel de radiación ambiental natural.
Este enfoque de la cuestión ignora las diferencias existentes entre algunos importantes radioisótopos artificiales y los de origen natural. El comportamiento químico y biológico de dichos radioisótopos artificiales es tal que se concentran en la cadena alimenticia, ó en ciertos órganos, en mayor grado que los naturales.
Los organismos vivientes nunca tuvieron que evolucionar para soportar tales substancias. Por tanto, su presencia podría suponer un riesgo mucho mayor de lo que puede dar a entender una simplista comparación de su radiactividad.
Además existe otra diferencia entre la radiactividad artificial y la natural. Mientras que las fuentes de ésta se encuentran en cierto modo uniformemente repartidas, la radiactividad artificial se genera de forma puntual. Las informaciones sesgadas sobre dosis promediadas sobre la población, no dan idea de las situaciones locales, del mismo modo que las cifras de promedios de lluvia caída no permiten predecir la distribución de lluvias en los próximos días.
A pesar de que sólo una pequeña parte de la dosis promedio individual pública tenga origen en la industria nuclear, entre los miembros de ciertos “grupos de riesgo” (personas que por su lugar de trabajo vivienda, ó por alimentos que consumen, son más susceptibles de esta sometidas a radiaciones), las dosis de origen artificial pueden estar muy por encima de la media. Las dosis individuales de este origen pueden doblar, permisivamente, las de origen natural (aunque estas cifras pueden quedar diluidas dentro de los promedio sobre el total de la población). Así el riesgo de enfermedades inducidas por la radiactividad puede incrementarse hasta un 50%. Naturalmente no se incluyen los efectos de escapes radiactivos a gran escala como los ocurridos en Windscale en 1957 y en Chernobyl en 1986.
En la explotación comercial de la energía nuclear, que para las centrales de agua ligera hoy y considerar distintas fases: de las cuales, utilización del uranio es lo que produce menos efectos medioambientales.
Los tipos de contaminación que producen las centrales son dos: radiactividad y contaminación térmica.
  • La contaminación térmica es común a las centrales térmicas convencionales, pero en el caso de las centrales nucleares aún es más importante, ya que al ser menor la temperatura y la presión del vapor producido también lo es el rendimiento térmico.
  • La contaminación radiactiva representa el principal problema de los nucleares, pero las seguridades del diseño, construcción y explotación, impiden que las radiaciones de estas plantas tengan incidencia apreciable en el medio ambiente.
Un reactor de fisión produce tres tipos de sustancias o material radiactivo: productos de fisión, de activación y actinidos. La emisión de este tipo de materiales comporta riesgos de irradiación y la seguridad de la industria nuclear depende de que estas emisiones se controlen a un nivel, de forma que no produzca una gran acción en el medio ambiente.
En resumen, el mayor problema que presenta la utilización de la energía nuclear es el del tratamiento, manejo, almacenamiento de los residuos radiactivos, especialmente el de los de alta radiactividad.
El hecho básico es que la radiactividad produce riesgos reales par la salud, las fugas rutinarias por vía aérea o acuática de las instalaciones nucleares incrementan estos riesgos, mientras que las propias instalaciones son una permanente amenaza de accidentes y de proliferación de materiales nucleares.


**ActualidadRT** 26 de abril de 2010 — El 26 de abril, Ucrania, Bielorrusia y Rusia conmemoran el 24º aniversario de la tragedia de Chernóbil.